Marķa, el primer sagrario

"María, Mujer Eucarística"

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

"MARÍA, EL PRIMER SAGRARIO"

María , el primer Sagrario, es el libro que nos introduce en la devoción a Jesús en el Santuario de María. María es Santuario del Niño Jesús y este libro nos revela los caminos de esta devoción y la intimidad de María con su Hijo y con su obra, durante los nueve meses que lo llevó en su seno.

(distribuye editorial Claretiana)

------------------------

El DÍA DE LA ENCARNACIÓN...

Hace varias décadas, un 24 de marzo, escuché un sermón que comenzaba así: "Hoy es el día mas oscuro del año, de la historia"… y proseguía: "así como la noche se hace mas negra cuando está cerca el amanecer, así hoy; pues mañana es el día en que amanece nuestra salvación, el día de la Encarnación del Verbo". Nunca me olvidé de la imagen y - desde entonces - vivo el 25 de marzo como un nuevo despuntar de la aurora en la que ya aparece el Sol de Justicia, Jesucristo nuestro Señor.

Ese día las expectativas de siglos se encuentran en la Promesa ya realizada. Es el día que vio nuestro Padre Abraham, se estremeció de gozo y se llenó de alegría (Ju. 8:56); es el día que soñaron nuestros padres y lo saludaron desde lejos (Hebr. 11:13). Es el día en que se acentúa el peregrinar en fe y contemplatividad de María, ese andar por la historia llevando a su Hijo repitiendo siempre: "hagan lo que Él les diga" (Ju. 2:5).

La dimensión de la contemplatividad de María adquiere especial densidad durante los nueve meses de su embarazo. Allí comenzará ella a experimentar esa "peculiar fatiga del corazón" (cfr. Redempt. Mater, n. 17) frente al Misterio. La gloria del Verbo queda velada. María contempla la gloria y el anonadamiento, adora y obedece.

El libro de Julia E. Gómez Caride de Mouriño nos introduce en esta etapa primera del diálogo entre María y Jesús; nos señala el camino de adoración a Jesús en el Santuario de María ya desde ese día en que comienza a despuntar la aurora de nuestra Redención. Y estoy seguro que, en esta época tan necesitada de contemplatividad, nos adentrará en el Misterio protegidos por el amparo de la Santa Madre de Dios.

Buenos Aires, 25 de abril de 2004,
Fiesta de Nuestra Señora del Valle.

Card. Jorge Mario Bergoglio s.j.
Arzobispo de Buenos Aires

------------------------

LA ALEGRÍA DE LA VIDA...

Jesús en el Santuario de María es una expresión que nos recuerda el templo que eligió el Señor para iniciar su vida humana. El, que habita en el cielo desde toda la eternidad, quiso habitar en el tiempo en María, a quien hizo su Santuario.
Confesamos esta verdad de fe con la alegría inmensa de quien descubre los comienzos de la presencia salvadora de Jesús, y la intimidad de María con su Hijo y con su obra. Doy gracias a Dios por todo lo que hace la Señora Julia Gómez Caride de Mouriño por crear una conciencia profunda y tierna de la belleza de los primeros momentos de la vida de Jesús entre nosotros. María es santuario del Niño Jesús primero por su fe y luego por su santísimo cuerpo. Cobija a Jesús y en El, a todos sus hijos.
Pido al Señor que la devoción al Niño Jesús en el Santuario de María haga gozar de la maravilla de sabernos a todos nosotros nacidos del mismo amor de la Virgen y protegidos siempre por este amor que culmina junto a la Cruz de Jesús. Y pido al Señor que esta devoción haga muy intensa la alegría de la vida por el niño concebido aún por nacer, y más fuerte la defensa de su misterio y de su destino en la eternidad.
Que la fiesta de la Anunciación del Señor sea cada vez más la celebración de toda vida humana que comienza en el santuario de la madre, que debe completar el misterio de Jesús que empezó en el Santuario de María.

Estanislao Esteban Karlic
Arzobispo Emérito de Paraná
Octubre de 2003

-----------------------------

"María, Mujer Eucarística"
( Jornadas varias, esquema - resumen -conferencias )
July Mouriño

Anunciación - Encarnación

El misterio de la Encarnación es el inicio y síntesis de la misión Redentora de Jesús; y María es el Santuario que cobija a Jesús , es el primer Sagrario del Verbo encarnado.

* Juan Pablo II nos dice: "La negación de la Encarnación conduce a la cultura de la muerte". "Cuando Cristo es excluido o negado nuestra visión del fin del hombre se reduce. Y cuando nos conformamos con menos, la esperanza deja camino a la desesperación, la alegría a la depresión. La vida no se valora ni se ama y avanza la cultura de la muerte".

"María dio el ser, la vida humana, al autor de toda gracia. Por esto se la llama "Madre de la Gracia". Dios ha querido servirse de ella en la encarnación, en la redención y en la salvación de todos los hombres
Dios quiso poner a Jesús En María. Se lo entregó a María y María , humildemente lo recibió con fe , confiando en lo que Dios había decidido.
Ante el anuncio del Ángel, el fiat pronunciado por María fue un acto de fe plena: de confianza en Dios, de asentimiento intelectual a la verdad misteriosa que le era anunciada, y de completa entrega de su persona a Dios. Con ese fiat, la Virgen acogía en su seno al Verbo eterno dándole Ella su carne y su sangre.
¿ Cómo reacciona María ante lo que le dice el ángel Gabriel?
La Virgen María no contesta , " Oh si , por supuesto quiero ser la Madre de Dios , que honor", Ella simplemente dice "yo soy la esclava del Señor , que se cumpla en mi lo que has dicho" (Lucas 1,38).

María tuvo más fe que miedo.

María se abandona libre y conscientemente a la voluntad de Dios.

Hizo de su corazón un Santuario de virtudes y luego en su seno, un Santuario para recibir al dador de la Vida. María se convirtió así en el camino para llegar a Cristo .

Card. Jorge Mario Bergoglio s.j. : "El Sí de María abre la puerta a un largo camino: el del Hijo de Dios entre nosotros. Hoy comienza este andar del Señor quien "pasó haciendo el bien", curó nuestras heridas con sus llagas, proclamó nuestro triunfo con su Resurrección. Jesús camina en medio de su pueblo ya desde el seno de su Madre; quiere seguir todos nuestros pasos incluso el camino del niño por nacer. Con este acontecimiento se abre una nueva perspectiva para considerar el origen y el desarrollo de nuestra vida y, en el caso que nos ocupa, Cristo en el seno de María es clave hermenéutica para comprender e interpretar el camino, la vida y los derechos del niño por nacer, para entender más nítidamente lo que ya, al respecto, nos dice la ley natural."

"Jesús en el Santuario de María"

Jesús en el Santuario de María es una Devoción que nos invita a contemplar el instante en que Dios se encarna en María y los nueve meses que Jesús vive y crece En Ella, y entonces también contemplamos a María, primer Sagrario del Verbo Encarnado.
Se contempla y se celebra especialmente el 25 de marzo pero también todos los 25 , los 9 meses que Jesús estuvo en María, en el seno, santuario de María. Desde 25 de marzo hasta el 25 de diciembre. Dios se humanizó para hermanarse y se hermanó para salvarnos.

* San Luis M. G. de Montfort dijo sobre la Encarnación : "Este es el primer misterio de Jesucristo, el más oculto, el más sublime y menos conocido." "Jesús reside y reina en María", ...en este misterio realizó ya todos los misterios de su vida, por la aceptación que hizo de todos ellos;"
También dijo: "Profesarán singular devoción al gran misterio de la Encarnación del Verbo, el 25 de marzo". "En él, Jesucristo se halla presente y encarnado en el seno de María".

Santa Teresita también festejaba con la mayor piedad todos los años el 25 de marzo, pues ella decía: "Este es el día en que Jesús, en el seno de María, fue más pequeño."

En el Santuario que se había preparado, sin pecado original, porque también María vivió Santa , en el seno de su madre, Ana. En ese Santuario, en las entrañas purísimas de María Santísima, el Hijo de Dios quedó hecho Hombre sin dejar de ser Dios.

La encarnación de Jesús nos vuelve claro el misterio de nuestra concepción, ilumina el misterio de nuestra existencia. Dios nos ha dado la vida. Él dijo: "quiero que tú existas".

Todo está contado en las Escrituaras o lo han dicho los Santos por ej San Bernardo de Claraval, en el siglo XII, que no había ecografías decía. refiriéndose a Jesús: "No hubo hora alguna, en cualquier edad de su vida, en que, de aquella plenitud, que en su concepción recibió, disminuyese algo o se le añadiese algo, sino que desde el principio fue perfecto; ...
Esta realidad, esta verdad, de Jesús en el Santuario de María, hace que profundicemos la importancia de respetar toda vida desde el momento de su concepción, porque todo niño por nacer es semejante a Jesús, es hermano de Jesús. No podemos decir que no es una persona, no podemos decir que no se lo ha tenido en cuenta en la creación. y como consecuencia es una verdad que nos compromete con la cultura de la Vida y nos lleva a celebrar el primer día del inicio de nuestra redención conjuntamente con el Día de los Niños por Nacer.

El libro María, el primer Sagrario, condensa los emails u hojitas que enviaba todos los 25, durante estos 6 años, desde que fue aprobada. Son escritos, reflexiones u oraciones, casi todos de Santos, Beatos, el Papa y algunos me atreví a escribirlos. Son textos cortos para meditar, contemplar y difundir.

María fue el primer sagrario. Un sagrario viviente.
Cuando María se dirigió a casa de Isabel para ayudarla llevando consigo al Hijo de Dios, Él era apenas un hombre de pocos milímetros en su seno. ¡Qué Amor el del Creador que quiso seguir todas las etapas de desarrollo de los hombres cuando tomó nuestra naturaleza.
*En el corazón de María (Beato Amadeo) se hallaban reunidos dos especies de amor, el sobrenatural, con el cual le amaba como a su Dios, y el natural, con el cual le amaba como a Hijo suyo.

Visitación :

María, iluminada interiormente por el Espíritu Santo, conoció que el Hijo ya quería comenzar a manifestar su misericordia e Isabel quedó llena del Espíritu Santo y Juan santificado.

Así comienza María su misión de portadora de Cristo al mundo.

Para María hubiese sido más tranquilo o cómodo, quedarse en su casa de Nazareth adorando, en la soledad y en silencio, al Verbo divino encarnado en sus entrañas ( y que labor!!!, Dios crecía dentro suyo )

sin embargo el primer acto que la Virgen realiza apenas hecha Madre de Dios, fue precisamente un acto de caridad para con el prójimo, fue LLEVAR a Jesús. En el relato de la Visitación, san Lucas muestra cómo la gracia de la Encarnación, después de haber inundado a María, lleva salvación y alegría a la casa de Isabel. El Salvador de los hombres, en el seno de su Madre, derrama el Espíritu Santo, manifestándose ya desde el comienzo de su venida al mundo.

"Cuando, en la Visitación, lleva en su seno el Verbo hecho carne, se convierte de algún modo en " tabernáculo " -el primer " tabernáculo " de la historia- donde el Hijo de Dios, todavía invisible a los ojos de los hombres, se ofrece a la adoración de Isabel, como " irradiando " su luz a través de los ojos y la voz de María" (Juan Pablo II, Ecclesia de Eucharistia, n. 55).

El viaje fue, podemos decir, la primera procesión eucarística. Una procesión que pasó oculta a casi todos los que acompañaron a María en la caravana, para casi todos los que la vieron pasar junto a sus casas, aldeas o ciudades. Pero que fue advertida por Juan Bautista, que llevaba seis meses en el seno de su madre y allí ejerció por vez primera su tarea de precursor para avisarle a su madre Isabel de la presencia del Redentor en el seno de su parienta María.

Nos dice Juan Pablo II en la Encíclica EvangeliumVitae: "El valor de la persona desde su concepción es celebrado mas vivamente aun en el encuentro entre la Virgen María e Isabel, y entre los dos niños que llevan en su seno. Son precisamente ellos, los niños, quienes revelan la llegada de la era mesiánica: en su encuentro comienza a actuar la fuerza redentora de la presencia del Hijo de Dios entre los hombres.

*La Madre Teresa nos decía: "el primer ser humano en reconocer la presencia de Jesús, Hijo de Dios, fue la criatura que saltó de alegría en el vientre de su madre, Isabel". "Es algo maravilloso Dios elige a un niño no nacido para anunciar la venida de su Hijo Redentor."

El Precursor lo anuncia desde el seno de Isabel!

* El Padre Luis María Etcheverry Boneo decía sobre la Visitación:

"Y así procede la Santísima Virgen en esta primera misión cristófora, portadora de Jesucristo, que se dio en la historia. Estamos en el sexto mes, y según nos dice el texto al final, se queda tres meses, por lo tanto hasta el parto. ...Y todo se produjo: el descubrimiento de quién iba dentro de la Virgen y la donación del perdón del pecado original y de la gracia para el hijo y para la madre..."

María lleva a Jesús y María nos lleva a Jesús. ( Mediadora )

María le lleva la Eucaristía a Juan, a Isabel , Ella lleva a Jesús, ocurre a través de Ella.
Dios pudo haber hecho que Jesucristo apareciese en el mundo en edad adulta, pero no quiso. Se entregó a María . Dios ha querido servirse de Ella en la encarnación, en la redención y en la salvación de todos los hombres .
María es el camino para llegar a Cristo.

María es nuestra madre, pues es madre de Jesucristo , que es cabeza del Cuerpo Místico de Cristo . La madre de la cabeza, es también madre de todos los miembros del mismo cuerpo.
Y nosotros somos los miembros del Cuerpo Místico de Cristo .

Por eso María es Madre de la Iglesia.

Todo ocurre a través de Ella.

Jesucristo ha querido inaugurar sus milagros por medio de María.
- santificó a San Juan en el seno de Santa Isabel, desde dentro de María, Ella fue el canal por donde se comunicó la gracia al Bautista.
- convirtió el agua en vino en las bodas de Caná, por pedido de María

María, Madre - Eucarística

La Encíclica Ecclesia de Eucharistia se detiene especialmente en contemplar la relación de María con la Eucaristía en cuanto la Madre del Señor es modelo: "La Iglesia, tomando a María como modelo, ha de imitarla también en su relación con este altísimo misterio" Imitar, ante todo, su fe y su amor que ,como en el Magnificat, se desbordan en alabanza y en acción de gracias.

Contemplando la Encarnación, ha escrito Juan Pablo II:

"En cierto sentido, María ha practicado su fe eucarística antes incluso de que ésta fuera instituida, por el hecho mismo de haber ofrecido su seno virginal para la encarnación del Verbo de Dios. La Eucaristía, mientras remite a la pasión y la resurrección, está al mismo tiempo en continuidad con la Encarnación. María concibió en la anunciación al Hijo divino, incluso en la realidad física de su cuerpo y su sangre, anticipando en sí lo que en cierta medida se realiza sacramentalmente en todo creyente que recibe, en las especies del pan y del vino, el cuerpo y la sangre del Señor". (Juan Pablo I Ecclesia de Eucharistia, n. 55).

"Hay, pues, una analogía profunda entre el fiat pronunciado por María a las palabras del Ángel y el amén que cada fiel pronuncia cuando recibe el cuerpo del Señor.

A María se le pidió creer que quien concibió " por obra del Espíritu Santo " era el " Hijo de Dios " (cf. Lc 1, 30.35). En continuidad con la fe de la Virgen, en el Misterio eucarístico se nos pide creer que el mismo Jesús, Hijo de Dios e Hijo de María, se hace presente con todo su ser humano-divino en las especies del pan y del vino." (Juan Pablo II, Ecclesia de Eucharistia, n. 55).

Tengo que reconocer que ahora cuando voy a comulgar siento una mayor alegría y una mayor responsabilidad, de recibir a Jesús dentro mío.

¡Qué modelo para lo que debe ser acoger al Hijo de Dios en nosotros cuando recibimos la Comunión!

Leyendo esto pienso que es imposible ser como María , pero Jesús , en Su Misericordia , igual se nos da en la Eucaristía. María a nuestro lado nos ayuda a ser más dignos para recibirlo y no olvidemos que nada es imposible para Dios, Él puede transformarnos.

No se cansan Jesús y María de enviar signos y signos , tienen una paciencia infinita en mostrarnos y mostrarnos el camino y todo lo que Ellos necesitan de nosotros y lo Ellos quieren que el mundo vea para que crea, para que se conviertan, por esta gran pena que sienten de los que están lejos de Dios.

Recordemos las Bodas de Caná: María, sin dudar, insistió. Jesús le dice que no, y ella actuó como si le hubiese dicho que sí y dice a los criados "Hagan lo que Él les diga". ¿Cómo sabía María que Jesús iba a necesitar de los criados?. ¡Ella lo sabía!!
María nos enseña que hay que insistir , que hay que hacer lo que Él diga. Nos enseña la esperanza y la fe.

Con su encarnación, muerte y resurrección Jesús nos demostró el triunfo de la Vida sobre la muerte, el triunfo del amor sobre el odio, y que el amor verdadero es total porque todo amor verdadero está enraizado en Dios quien es dador y fuente de amor.
Todo esto que sabemos y creemos, es lo que da sentido a nuestra vida, a nuestras alegrías y a nuestra cruz.

Muchas veces tenemos miedo de compartir un trocito de Su Cruz, y el miedo nos paraliza, nos ciega y nos es muy difícil, por eso se quedó El mismo en la hostia, para "entrar" en nosotros y así alimentar nuestra alma y "estar presente ", "estar con nosotros y en nosotros".

María es modelo de la cultura de la Vida porque todo En Ella es Vida , todo En Ella es amor , todo En Ella es servicio. Ella hizo EL Gran servicio a la Vida : aceptando con amor , en su cuerpo y con su sangre al Hijo de Dios, nos devolvió la vida eterna y también nos aceptó a todos nosotros como sus hijos , aún a aquellos que no creen o que la persiguen.

Ella consuela, cobija, guía, espera , AMA.

María tuvo durante los meses que dura la gestación una unión muy especial con Jesús. Tratemos cada uno de nosotros de crear el canal espiritual que nos una al sagrario, para tener también esa conciencia de la presencia de Cristo en los sagrarios y tratar de comportarnos ante Jesús presente en la Eucaristía como María con su Hijo.

Pidámosle a Jesús en el Santuario de María y a María, primer Sagrario, que protejan a todos los niños por nacer , a los más indefensos y a los ancianos, y que iluminen nuestro camino hacia la Vida eterna .

-----------------------------